Youzoco Plataforma

Recopilación de las noticias mas importantes sobre las Donaciones, ONG's, Derechos Humanos y de Caracter Social.

La mitad de las crisis humanitarias mundiales están en África y las ONG cada vez lo tienen más difícil

La mitad de las diez crisis humanitarias mundiales se encuentran en África, como siempre el continente más golpeado por las guerras, las enfermedades y la falta de recursos, según revela el último informe de la ONG Médicos Sin Fronteras (MSF), que también resalta el riesgo bajo el que trabajan los cooperantes. Los desplazamientos masivos de civiles, la violencia y las necesidades médicas no cubiertas en la República Democrática del Congo (RDC), Somalia, Irak, Sudán y Pakistán, así como la falta de atención sanitaria en Birmania y Zimbabue son algunas de las emergencias médicas y humanitarias más apremiantes del mundo.

En su lista anual de las diez crisis humanitarias, la ONG subraya también las grandes dificultades a las que se enfrenta la población afectada por los conflictos. La falta de una atención global al crecimiento de los enfermos de sida con tuberculosis y las necesidades críticas en la prevención y tratamiento de la malnutrición infantil, ésta última causa de la muerte de hasta cinco millones de niños al año, son también dos crisis humanitarias incluidas en la lista de MSF.

"Trabajando en primera línea de las zonas de crisis en todo el mundo, los equipos médicos de MSF son testigos de primera mano de las consecuencias sanitarias y psicológicas a las que se enfrenta la gente que soporta la extrema violencia, el desplazamiento y las enfermedades y necesidades médicas no atendidas", explica el presidente del Consejo Internacional de la ONG, Christophe Fournier.

En este sentido, advierte de que "en algunos lugares es extremadamente difícil para las organizaciones humanitarias el acceso a las poblaciones que requieren ayuda", pero allí donde la ONG pueda proporcionar asistencia, Fournier indicó que tienen la "especial responsabilidad de hablar del sufrimiento intolerable y fijar la atención en las necesidades humanitarias básicas, necesidades que a menudo son en gran parte ignoradas".

Muchos de los países incluidos en la lista de este año de MSF ilustran el poco espacio con el que cuentan para actuar las organizaciones humanitarias, lo que hace "extremadamente difícil" repartir la ayuda a los más vulnerables.

RIESGO PARA LOS COOPERANTES

En los últimos años se ha incrementado enormemente el riesgo para los cooperantes, quienes tienen que trabajar bajo un mayor riesgo y en general en ambientes más peligrosos. Estas circunstancias se presentan sobre todo en conflictos altamente politizados como Somalia, Pakistán, Sudán e Irak, países en los que MSF, a pesar de su neutralidad, ve limitada su actividad para atender directamente las necesidades sanitarias de la población.

Por ejemplo, el recrudecimiento de los enfrentamientos en Somalia, donde los cooperantes también sufren ataques directos y amenazas, ha supuesto un recorte de la actividad de Médicos Sin Fronteras en 2008, incluida la retirada de su personal extranjero. Todo ello, consecuentemente, ha contribuido a reducir de forma significativa la calidad de la asistencia a una población muy necesitada.

Mientras, en Pakistán cientos de miles de personas han tenido que huir de sus hogares por los ataques aéreos y bombardeos llevados a cabo tanto por las fuerzas gubernamentales y estadounidenses como insurgentes en el noroeste del país, cerca de la frontera con Afganistán, indica el informe.

Después de que los trabajadores humanitarios que operan en este país fueran amenazados, atacados y algunos secuestrados, Médicos Sin Fronteras restringió el número de su personal extranjero en los proyectos en Pakistán.

MSF también pone de manifiesto en su informe la grave crisis de desplazados que han originado los conflictos armados en RDC y Sudán, cuya población se ve obligada a vivir huyendo y, por lo tanto, no tiene fácil acceso a la salud, alimentos, agua potable y refugio. Estos civiles son a menudo también víctimas de los enfrentamientos entre las fuerzas gubernamentales y los grupos armados.

En Irak, Médicos Sin Fronteras tuvo que abandonar en 2004 las regiones más afectadas por la violencia, pero la reciente moderación de los ataques han presentado nuevas oportunidades para que los cooperantes puedan facilitar asistencia médica directa. Aunque con mucha precaución, MSF reanudó este año varios proyectos en Irak.

No obstante, la organización hace hincapié en que cuatro millones de personas se han visto obligadas a huir por la guerra. Dos millones están desplazadas en su propio país y aunque la violencia ha decaído, los atentados y la violencia confesional no desaparece.

SANIDAD

En otros sitios como Birmania y Zimbabue, países en los que los respectivos gobiernos han "fracasado" en proporcionar la asistencia sanitaria necesaria o se muestran reticentes a la intervención de ONG, las organizaciones humanitarias ven muy limitado su trabajo o tienen que hacer frente en solitario a crisis sanitarias.

En Birmania, Médicos Sin Fronteras es el principal proveedor de tratamiento contra el sida. En este país asiático cientos de miles de personas "mueren innecesariamente debido a una falta grave de tratamiento contra el VIH/Sida mientras el Gobierno hace muy poco para ayudar a su propia gente", señala la ONG.

Además de los altos índices de casos de sida en Zimbabue, que ha hecho descender la esperanza de vida a 34 años, se ha registrado en los últimos meses un mortífero brote de cólera que ya ha causado la muerte de más de 1.000 personas, mientras que se teme que decenas de miles están enfermas.

Miles han huido a Sudáfrica para escapar de todas estas enfermedades, que se han extendido por todo el país por la alta inflación, que ha empobrecido a la mayoría de la población, y al deterioro de los servicios sanitarios, que son incapaces de atender a todos los afectados.

La aparición de tuberculosis en personas infectadas con el virus del sida continúa aumentando en todo el mundo. La gente con VIH/Sida tienen 50 veces más probabilidades de contraer tuberculosis y aproximadamente un tercio de los que tienen sida también padecen tuberculosis.

MALNUTRICIÓN

Por otro lado, numerosos gobiernos también ignoran la crisis de malnutrición infantil. En Níger, por ejemplo, el Ejecutivo obligó este año al cese del programa de nutrición de MSF en la región de Maradi, donde decenas de miles de niños sufren malnutrición aguda.

Como resultado de esta medida, MSF alerta de que estos menores no han recibido un tratamiento efectivo y el cese del programa se produjo en un momento en que los esfuerzos para luchar contra la malnutrición en todo el mundo son más necesarios que nunca.

Para Médicos Sin Fronteras, "la realidad sobre el terreno" de la que sus cooperantes son testigos es que "la comunidad humanitaria es incapaz de hacer ni siquiera lo suficiente para la población que sufre grandes necesidades de asistencia médica".

"Con la publicación de esta lista, esperamos centrar más la atención en los millones de personas que están atrapados por los conflictos y las guerras, afectados por las crisis sanitarias, a quienes les son negadas las inmediatas y esenciales necesidades sanitarias y cuya apremiante situación a menudo pasa desapercibida", señaló la organización.

MSF comenzó a publicar cada año su lista de las diez crisis humanitarias en 1998, año en que una devastadora hambruna en el sur de Sudán pasó totalmente desapercibida en los medios de comunicación de Estados Unidos.


Fuente: europapress





.

No hay comentarios: