Youzoco Plataforma

Recopilación de las noticias mas importantes sobre las Donaciones, ONG's, Derechos Humanos y de Caracter Social.

Derechos humanos, un asunto pendiente


Amnistía Internacional registró en 2007 al menos 470 ejecuciones en China, casi el 40% de las habidas en todo el mundo y diez veces más que en EE UU. Sin embargo, la Fundación Dui Hua, que está asentada en América, estima que la cifra real de personas a las que se aplicó la pena de muerte en aquel país estuvo en torno a 6.000. Pekín se niega a dar cifras sobre un tema que, como bien sabe, levanta ampollas en Occidente. Aunque sería más correcto decir que las levanta cuando esas penas de muerte se ejecutan en otros lugares. «Aquí se cierran los ojos ante las violaciones de derechos humanos que se dan en China, porque no interesa hacer lo contrario», denuncia Carlos Taibo.

También existe una censura férrea sobre los medios de comunicación. El acceso a determinadas páginas web está restringido o simplemente prohibido, como pudieron comprobar los enviados especiales a los Juegos Olímpicos. Muchos periodistas, nacionales y extranjeros, han tenido serios problemas para informar de las cosas tal y como las habían visto. Todo ello ha llevado a Reporteros sin Fronteras a colocar a China en el puesto 163 en cuanto a libertad de prensa, para un total de 169 países.

Las limitaciones a los derechos humanos no se quedan ahí. En China, según cuenta Tamames en su libro, no hay libre circulación real de personas por el interior del país. Cada ciudadanos chino tiene un documento que lo califica de 'urbano' o 'rural'. Quien tiene esta última categoría y se desplaza a una ciudad, en busca de un futuro mejor o porque se ha quedado sin empleo, no goza de los mismos derechos que un ciudadano 'urbano'. Incluso aunque hayan pasado muchos años desde el traslado, sus hijos no podrán ir a algunas escuelas y ciertos empleos le están vetados.
A todo ello hay que sumar una poco disimulada persecución religiosa, las frecuentes detenciones de activistas políticos de la oposición, un poder judicial que carece de independencia, la prohibición de los sindicatos, la penalización a las parejas que tengan más de un hijo, las violaciones sistemáticas de derechos en los orfanatos... En la clasificación de las libertades, China también destaca pero por estar situada en la cola. Sus competidores como superpotencias, en especial la UE pero también EE UU y Japón, ocupan en cambio los primeros lugares.

Lo cual no es óbice para que el Gobierno de Pekín gaste enormes sumas en campañas de promoción. Los Juegos Olímpicos fueron planificados como una enorme campaña de imagen que «les ha salido bien», comenta Taibo. La Expo de Shanghái tendrá aún más elementos de promoción del país. Las superpotencias, como las grandes empresas, tienden a no caer simpáticas y necesitan permanentes campañas de imagen. Pero el efecto de éstas no se da nunca a corto plazo. Tampoco se daría aunque todas esas violaciones de la Carta de Derechos Humanos cesaran de inmediato. Como dice otro proverbio, «la generación anterior planta árboles y la posterior se cobija a su sombra».

Fuente: El Correo Digital





Enlaces Promocionados

No hay comentarios: